A pesar de que lo dijo hace dos días, Marta Lucía Ramírez negó haber sugerido la propuesta de que los policías debían ser conductores elegidos y llevar a los borrachos en los bares hasta sus casas.

“Jamás he afirmado ni sugerido que la Policía Nacional deba servir de conductor elegido, como erróneamente se ha querido informar a la opinión pública”, indicó Ramírez, en un comunicado.

Si bien la vicepresidenta quiso culpar a “la opinión pública”, la verdad es que luego del encuentro que tuvo con representantes de la Asociación de Bares de Colombia (Asobares) ella misma fue la que salió a anunciar la polémica propuesta.

“Cuando en un establecimiento haya un consumo de alcohol que sea excesivo se va a pedir acompañamiento de la Policía, para que puedan llevar a esa persona hasta su casa”, manifestó Ramírez, el pasado martes.

En su comunicado, la vicepresidenta hizo un llamado a “la sociedad colombiana” a la que le pidió tener un comportamiento más “solidario” para evitar casos como el de Ana María Castro o Luis Andrés Colmenares.

“La sociedad colombiana debe desarrollar un comportamiento solidario cuando vea a una persona, sea hombre o mujer, pero con mayor razón a una mujer sola con un grupo de hombres, que la embriagan hasta hacerle perder el sentido, como ocurrió con Ana María”, añadió Ramírez en la misiva.

Marta Lucía Ramírez hizo propuesta que hasta la Policía rechazó

“Cuando en un establecimiento haya un consumo de alcohol que sea excesivo se va a pedir acompañamiento de la Policía, para que puedan llevar a esa persona hasta su casa. Se le va a pedir al ciudadano que facilite el número de alguien responsable para poder llevarlo y advertirles a sus familiares el estado en el que se encuentra”, explicó Ramírez, quien en los próximos días podría dejar su cargo para aspirar a la presidencia en 2022.


Leave a Reply

Your email address will not be published.